Image Foto: RTVE

George Floyd, ciudadano afroamericano muerto a manos de un policía blanco de Minneapolishace dos semanas, fue despedido este martes en una ceremonia pública que duró casi cuatro horas en un funeral realizado en la iglesia The Fountain of Praise, de Houston, donde estuvieron presentes políticos, activistas de derechos civiles, deportistas y actores.

El reverendo Al Sharpton, quien ofició la ceremonia, brindó un mensaje con una clara alusión al presidente Donald Trump por las represiones en las marchas de protesta por la muerte de Floyd. “Se utilizan balas de goma y gas lacrimógeno para desalojar a los manifestantes pacíficos y luego se toma una Biblia y se camina frente a una iglesia y se la usa como apoyo. Maldad en las altas esferas”, aclamó.

La familia de Floyd decidió vestir de blanco para la ceremonia recordó su carácter amable. Brooke Williams, una de sus sobrinas, aseguró que el sistema está diseñado para desfavorecer a la comunidad afroamericana, que las leyes deben cambiar. “¡No más crímenes de odio por favor!”, expresó.

Después de la ceremonia, los restos de Floyd fueron trasladados a un cementerio en el zur de Houston, donde fue enterrado junto a su madre.

Un juez de Minneapolis fijó una fianza de $us. 1.25 millones  para Derek Chauvin, el policía acusado de asesinato en segundo grado. Sus excompañeros J. Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao están acusados de complicidad.

 INFOBAE//RJC//