Image Foto: Los tiempos

El Gobierno de Bolivia destina más de 36 millones de dólares anuales para el tratamiento de pacientes con insuficiencia renal, reveló hoy una fuente oficial a propósito del Día Mundial del Riñón.


Adolfo Zárate, responsable del programa nacional de Salud Renal, declaró que aproximadamente un millón de personas en el país padecen de alguna afección de ese tipo y de ellas cuatro mil 400 están en hemodiálisis, a un costo de más de 17 mil dólares por enfermo asumido por el Estado.

 

Zárate precisó que, del total de pacientes, la mayoría supera los 40 años de edad debido a que son propensos a la obesidad, hipertensión y diabetes, mientras los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz registran la mayor cantidad de personas con insuficiencia renal.


En menor proporción está Beni y son los hombres los más proclives a sufrir enfermedades en el riñón, comentó. 


Destacó que en el marco del Decreto Supremo 1870, promulgado el 23 de enero del 2014, fueron realizados 211 trasplantes de riñón hasta el 2018, de ellos cuatro en Beni, Chuquisaca (12), Cochabamba (71), La Paz (49), Oruro (7), Potosí (3), Santa Cruz (49) y Tarija (16).

 

Recomendó a la población intensificar las medidas preventivas para evitar esa enfermedad y generar conciencia para llevar una vida saludable, evitar el azúcar y tomar bastante agua.


Asimismo, incorporarse a la lista de donantes voluntarios de órganos, células y tejidos, actitud que posibilita a pacientes en lista de espera tener una esperanza de vida e impulsar esa política de prioridad nacional.///Prensa Latina/ jdmc