Image Foto: Cancillería de Bolivia

El canciller boliviano, Diego Pary, llamó el miércoles a los países a trabajar por una justicia social, respeto a la soberanía de los Estados y la no injerencia, en su intervención en la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur, que se realiza en Buenos Aires, Argentina.

“Es tarea de todos los países trabajar también por la justicia social, de respeto a la soberanía de los Estados y la no injerencia, son requisitos indispensables para poder avanzar en la cooperación Sur-Sur en el contexto de responsabilidad compartida”, argumentó en su discurso.

El tema central de esa conferencia es establecer cómo la cooperación Sur-Sur representa una oportunidad para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que busca, entre otros objetivos, acabar con el hambre, la pobreza y contrarrestar el cambio climático.

El jefe de la diplomacia boliviana presentó también los logros sociales, económicos y políticos de Bolivia de los últimos 13 años, en materia de lucha contra la extrema pobreza y el desempleo, entre otros.

“Según los estudios realizados por organismos internacionales más allá de 2.000.000 de personas han transitado hacia la clase media; en materia de educación mi país ha sido declarado territorio libre de analfabetismo en el año 2009; en salud, en la presente gestión, se inició con la implementación del Seguro Universal y gratuito para toda la población boliviana”, destacó.

El Canciller boliviano dijo que Bolivia está convencida que la cooperación técnica entre países en desarrollo juega un papel importante, constituyéndose en una alternativa para apoyar el desarrollo, a partir de los recursos y la experiencia de cada país bajo los principios de la cooperación Sur – Sur.

Precisó que actualmente se ejecutan programas de cooperación técnica y científica con siete países y se implementa más de 50 proyectos bilaterales.

“La cooperación Sur-Sur ha permitido a Bolivia complementar y reforzar sus planes de inversión pública con el apoyo de los países en diferentes sectores de desarrollo como ser la agricultura, la salud, educación y otros, logrando concretar proyectos importantes”, refrendó.

Pary afirmó que Bolivia condena la aplicación de medidas unilaterales, en particular las sanciones económicas que contradicen la carta de la Naciones Unidas; del Derecho Internacional y la vida de los pueblos libres.

Pidió a los Estados miembros de ese foro multilateral de las Naciones Unidas que encaren con voluntad política acciones concretas de cooperación entre países.

“La integración y cooperación de nuestros pueblos, son imprescindibles en un mundo globalizado como el actual, debemos unirnos y no dividirnos, debemos construir puentes y no muros, debemos complementarnos a partir de temas comunes y no los que nos confrontan, por ello debemos crear la unidad frente a la adversidad en torno a la cooperación Sur-Sur”, complementó.

El foro conmemorará el 40 aniversario de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires, en 1978, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo.