Image Servicios Legales Integrales Municipales (Foto: Internet)

Este viernes, durante una conferencia realizada por el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza (Cpmga), Raquel Chipana, responsable de los Servicios Legales Integrales Municipales (Slims) de El Alto, lamentó que muchos de los impedimentos al momento de atender casos de violencia se deben a una falta de presupuesto para iniciar una acción.

Existen 10 unidades de Slim en el Municipio de El Alto, dentro de las cuales se atendieron 1.156 casos de violencia en la gestión enero-agosto 2020, teniendo como denuncia más frecuente la violencia física en la familia, con 157 casos atendidos, luego está la violencia psicológica en la familia con 141 casos atendidos, y a su vez un total de 12 feminicidios.

Chipana sospecha que la reducción de los casos se debe a la falta de comunicación de las mujeres durante la cuarentena con las líneas de ayuda, debido a los impedimentos para salir a las calles. «El acceso fue complicado y las mujeres se sintieron inseguras al momento de denunciar debido a la dependencia económica y la conciliación propuesta por la ley», dijo Chipana.

La abogada añadió que el trabajo debe nacer desde las unidades educativas, romper la dependencia económica y emocional, para que estas personas puedan realizar las denuncias libremente, sin crearse problemas. Hasta el momento no se destinó un presupuesto suficiente para realizar las acciones convenientes en estos casos. Las autoridades jurisdiccionales no tienen la visión de género, minimizan los hechos de violencia y en la mayoría de los casos los agresores quedan impunes, culminó la funcionaria pública.
HHM// apn//