Image El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora.

La Paz, 18 de julio de 2013 (BTV).- El ministro de Economía y Fianzas, Luis Arce Catacora, manifestó el domingo que no hay autonomía universitaria que resista al control social de la ciudadanía a los presupuestos anuales que reciben las universidades públicas del país.

Así lo señaló en ocasión de sostener una entrevista con el programa de Bolivia TV “El pueblo es noticia”, tras la consulta si el Gobierno cederá a la demanda universitaria de mayor presupuesto.

“Queda claro que de recursos económicos la universidad no puede quejarse, hay como nunca recursos en la universidad y que están siendo muy mal utilizados, eso les estamos diciendo nosotros, la respuesta es que son autónomos, pero yo creo que con la plata del pueblo no se juega, no hay autonomía que resista al control que tiene que ejercer el público, la gente, porque no es plata del Ministro de Economía o del presidente Evo, esa es plata que los bolivianos estamos generando con gran esfuerzo para que se desarrolle y se investigue mejor”, manifestó.

El Ministro de Economía y Finanzas, explicó que los dineros que están siendo acumulados en las cuentas bancarias provienen de la coparticipación, de los tributos que recauda el Servicio de Impuestos Nacionales, pero que paralelamente están recibiendo recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) para investigación.

Y que la dirigencia de las universidades públicas demanda que el IDH sea destinado al gasto corriente. “Es decir que ellos quieren utilizar el IDH que es para hacer investigación científica, para incremento salarial. Y eso es muy importante que la población conozca”.

En ese marco, Arce explicó que de un análisis se desprende que el gasto corriente de 2006 alcanzó en ejecución a 781 millones de bolivianos, y que de eso el 43 por ciento se destinó en salario para el docente y el administrativo.

“El gasto corriente al salario ahora (2012) se ha elevado a 56 por ciento, más de la mitad del gasto que hace la universidad se va a salarios, eso es 1.864 millones de bolivianos. La universidad antes gastaba 336 millones de bolivianos el 2006 y el año pasado (2012) ha gastado 1.864 millones de bolivianos en salarios, es decir seis veces más”, manifestó.

“El número de estudiantes en 2006 eran 277.858 matriculados, en tanto que el 2012 han sido 368.308, eso es un aumento del 36 por ciento de incremento. Entonces el gasto proporcional sube en 700 por ciento y los matriculados en 36 por ciento. Sobre los titulados el 2006 eran 14.890, el 2012 son 18.073, un crecimiento del 21 por ciento. Dónde se está yendo la plata de las universidades que cada año reciben más”, insistió.

La autoridad, señaló que la transferencia del Estado el 2005 era de 2.595 millones de bolivianos, y que el 2012 han recibido 3.200 millones, pero que en ocho años apenas ha crecido en 36 por ciento de alumnos matriculados y en 21 por ciento los titulados, pero que el gasto por sueldos y salarios se ha multiplicado por seis veces.

“El dinero se ha ido al incremento salarial en 56 por ciento, los administrativos se han incrementado salarios en 56 por ciento desde el 2006, los docentes han tenido un incremento vegetativo en 25 por ciento y en salario igual”, precisó.

“En las universidades se está priorizando el incremento de salarios para los administrativos, no para los docentes, no se mejora la calidad docente, no se mejora la investigación”, dijo.

“El año 2006 en todo el sistema universitario había 5.335 administrativos, y el 2012 en planilla había 8.328 administrativos, eso es el 57 por ciento al que me refería, al crecimiento administrativo. El 2006 había 9.443 docentes y ahora hay 11.845”, concluyó el Ministro de Economía y Finanzas.

Lcr

Foto BTV