Image Los presidentes de la Celac y de la Unión Europea debaten

Santiago de Chile, 27 de enero de 2013 (Btv).- El presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, planteó el domingo a los países que participan de la Primera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, y de la Unión Europea (Celac – UE), una agenda de seis puntos para fortalecer la unidad e integración.

En el marco de las reuniones preparatorias de ese encuentro internacional en el que participan representantes de 37 países de la Celac y 27 de la unión Europea el Dignatario boliviano dijo que la propuesta tiene el objetivo de fortalecer la confianza entre los gobiernos de los continentes latinoamericano y europeo.

Como primer tema, dijo que la lucha contra el narcotráfico no debe ser encarado mediante el libre mercado o con la lucha contra ese ilícito, porque desde la convención de 1971 se ha incrementado la producción y el consumo de la droga, por lo que urge el levantamiento del secreto bancario a nivel mundial para frenar esa ilegalidad.

“Una verdadera lucha contra el narcotráfico pasa acabando con el secreto bancario, acaso los grandes narcotraficantes llevan su dinero en maletas, en mochilas tantos millones de dólares, si quisiéramos todos controlar el secreto bancario con seguridad tremendamente podemos reducir el tema del narcotráfico, y eso está en nuestras manos”, preciso el Presidente boliviano.

Como segundo punto de debate, señaló que la crisis financiera internacional no se resuelve reduciendo los beneficios sociales o atentando contra los derechos de los pueblos con el propósito de acumular las ganancias en pocas transnacionales, por lo que es necesario democratizar la economía en los países que forman parte de la Unión Europea y América Latina para que sean distribuidos equitativamente y sin discriminación entre sus regiones.

“Concentrar el capital en pocas manos de manera integrada no es la solución y esa es nuestra experiencia en Bolivia, que importante había sido la democratización de la economía, nuestra renta petrolera no solamente se invierte en bonos, sino en rentas para la niñez y para la vejes, así hemos reducido nuestra pobreza”, precisó.

Como tercer punto, dijo que su país ve a la economía verde como una nueva forma de colonización de los pueblos por las naciones desarrolladas a través de la mercantilización de la naturaleza, por lo que está pendiente una profunda reflexión si se quiere salvar a la humanidad.

“Los países desarrollados deben asumir la deuda climática, no nos vamos a constituir en guardabosques del primer mundo, estamos en la obligación de que los países que más destrozaron el medio ambiente tienen la obligación de asumir su responsabilidad (…) quiero decirles que el planeta puede existir mejor sin el ser humano, pero el ser humano no puede vivir sin el planeta”, aseguró.

Como cuarto desafío, planteó a los gobiernos detener las guerras y las intervenciones a países pequeños con pretextos de lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y otros con el objetivo de dividirlos.

En ese marco, y como quinto desafío el presidente Morales propuso establecer un nuevo modelo de integración distinto al de la competitividad, sino al de la complementariedad entre los pueblos para que todos ganen y ninguno se quede postergado.

“No estamos en competencia, sino estamos con la responsabilidad de trabajar por la vida y por la humanidad, no estamos en una competencia deportiva, y nuestro planteamiento en tema de comercio es cómo garantizar políticas de comercio de complementariedad y solidaridad. Si somos complementarios y solidarios con seguridad vamos a resolver los problemas de América Latina, el Caribe y Europa, queremos compartir con ustedes lo poco que tenemos, no las sobras”, manifestó.

Finalmente, y como sexto desafío, el Presidente de Bolivia propuso realizar inversiones con transferencia tecnológica para un desarrollo equilibrado y garantizar la seguridad alimentaria con soberanía, en ciencia y con tecnología.

“En temas de salud en Bolivia no hemos podido resolver todavía la dependencia de medicamentos de los monopolios, ese es nuestro desafío interno, ver como Estado la producción de medicamentos para no depender de ciertos monopolios. (…) Después de escuchar las distintas intervenciones para mí ha sido otro aprendizaje, pero también tengo la obligación de expresar las profundas diferencias que tenemos con algunos países, entiendo su preocupación, su solidaridad, es importante integrarnos y para integrarnos hay que crear confianza y para crear confianza estanos en la obligación de acabar con este colonialismo interno y externo para bien de nuestros pueblos”, concluyó el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma.