Image Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, ratificó este miércoles que el crecimiento de la actividad económica registrado por el país de enero a abril es de 5,3 por ciento.

Montenegro destacó que ese índice es posible gracias a la reactivación de sectores como construcción, hidrocarburos y minería; un incremento considerable de la inversión pública y el apoyo del Gobierno a la pequeña y mediana empresa, entre otros factores.

La autoridad señaló que producto de esas iniciativas unos 130 mil bolivianos desempleados producto de la mala gestión del gobierno de facto regresaron al mercado laboral, mientras que la balanza comercial registró un saldo positivo de 638 millones de dólares a mayo de este año.

El Gobierno aplica medidas para reactivar y reconstruir la economía del país luego de la profunda crisis económica que atraviesa producto de las medidas improvisadas del gobierno de facto y los efectos negativos de la pandemia del COVID-19. 

Entre noviembre de 2019 a marzo de 2020 ya se registró una desaceleración de la economía. “En cinco meses, período donde no se tenía pandemia ya había una desaceleración intensa de la economía, dos puntos del Producto Interno Bruto (PIB) se perdieron en cinco meses y posteriormente apareció con intensidad la pandemia donde se ratifica el mal manejo de la economía”, manifestó la autoridad de Gobierno. 

Al primer semestre de 2020 el producto Interno Bruto de Bolivia (PIB) registró una caída de -11,1%, la pobreza y el desempleo aumentaron en menos de un año. // VI