Image Registro de bus que llegó a Beijing desde Wuhan (Foto: Internet)

El coronavirus pudo empezar su propagación en China desde agosto de 2019, y no en diciembre según la posición del gigante asiático, según una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, después del análisis de 111 imágenes satelitales de los patrones de viaje de los hospitales y datos de las búsquedas de internet realizadas.

“La pandemia global de COVID-19 se relacionó originalmente con un evento de propagación zoonótica en el mercado de mariscos Huanan de Wuhan en noviembre o diciembre de 2019. Sin embargo, la evidencia reciente sugiere que el virus puede haber estado circulando en el momento del brote. Utilizamos flujos de datos previamente validados (imágenes satelitales de los estacionamientos de hospitales y consultas de búsqueda de Baidu sobre términos relacionados con enfermedades) para investigar esta posibilidad”, dicen los estudios de la prestigiosa universidad.

Por su parte, el gobierno chino señaló que el brote del coronavirus empezó en diciembre en un mercado húmedo de la ciudad de Wuhan, de la provincia de Hubei. Sin embargo, indicios muestran que Beijing ocultó el brote epidémico en un primer momento, que después se convirtió en una pandemia contagiando a millones de personas en el mundo, y provocando la muerte de cientos de miles.  

INFOBAE//RJC//