Image Foto Redes Sociales BTV

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Douglas Uzquiano, informó que se encontró un lote de cartuchos de dinamita y decenas de explosivos en el hospital de la Asociación de Departamental de Productores de Coca (ADEPCOCA), que se encuentra ubicado entre las calles 10 y 11 de la zona de Chuquiaguillo de la ciudad de La Paz. 

“En el interior y en cuatro ambientes se ha podido encontrar esta cantidad de explosivos (…). Tenemos miguelitos, casi tenemos 150 cartuchos nuevos sin ser cortados de dinamita, tenemos más de 60 explosivos ya preparados para el hecho, tenemos el anfo y podemos ver allá una pelota tipo béisbol en la cual se colocaba precisamente el cartucho y se lo reforzaba con anfo para que tenga mayor poder”, dijo, en una conferencia de prensa.

La autoridad policial explicó que en el centro médico se encontró también un cartel que tiene escrito el nombre de la llamada “Fuerza revolucionaria yungueña”, cuyos miembros serían los fabricantes de los artefactos explosivos.

Dijo que se presume que el material era parte de un lote de los artefactos explosivos utilizados en las movilizaciones de un sector de los afiliados a Adepcoca realizadas hace algunas semanas.

“Nosotros creemos que iban a ser utilizados el día lunes en la marcha de cocaleros”, agregó.

Según Uzquiano, el hallazgo del lote se hizo luego de que la Unidad de Bomberos “Antofagasta” recibió una llamada telefónica anónima al final de la tarde, que alertaba sobre la existencia de un artefacto explosivo improvisado en el interior del centro médico.

“Lo extraño es que un centro médico dedicado a auxiliar a las personas tenga estos objetos en su poder. Para ello todos estos objetos, más el informe de Bomberos, más el informe del investigador y la escena del crimen las vamos a poner a disposición del Ministerio Público, para que se aperture el caso. Y en toda instancia nosotros vamos a comenzar a llamar a todos los que tienen la opción de administrar este nosocomio, debe tener un director médico, lo vamos a llamar para que nos explique por qué estos objetos se encontraban en el lugar”, sostuvo. 

Un experto de la Unidad de Bomberos “Antofagasta” explicó que el material explosivo fue colectado y trasladado a la FELCC de La Paz como medida de seguridad, para evitar accidentes fatales por un mal almacenamiento o una manipulación inadecuada. // ABI