Image Foto internet

En el Día Nacional del Acullico, el investigador cultural, Lautaro Schmidt, resaltó que la hoja de coca juega un importante papel en las sociedades andinas gracias a sus virtudes medicinales, además de su rol protagónico en el intercambio social y en las ceremonias religiosas.
El mascar, consumir batidos o tés de la hoja de la coca se aporta alcaloides, los cuales son los encargados de estimular el organismo como si de un Redbull se tratará.
La hoja de la coca es altamente recomendada para calmar el vértigo o el llamado mal de las alturas. También previene enfermedades cardiovasculares y evita las caries. Otras de sus propiedades se adjudican a la batalla contra el cáncer de colon. Evita también la obesidad y ayuda a combatir la depresión. De igual manera, trata afecciones respiratorias, tales como el asma y la bronquitis.
Otra de sus bondades es la regulación de la presión arterial y el control de la diabetes y la sanación de los problemas estomacales.