Image Foto Referencial

En el marco del principio de universalización de los servicios básicos y gracias a la reactivación económica dirigida por el Presidente Luis Arce, las obras para expandir la cobertura eléctrica en el país fueron retomadas y se prevé que hasta diciembre de este año se extiendan al 94,6% de los hogares bolivianos.

“Gracias a las inversiones realizadas en el sector eléctrico, para este 2021 se estima llegar al 99,6% de cobertura eléctrica en zonas urbanas y al 83,5% en el área rural, llegando a un total de 94,6% en todo el territorio nacional”, informó el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, José María Romay.

En 2015, la cobertura eléctrica nacional alcanzaba al 86,5% de la población y se fue incrementando hasta llegar al 93,5% en 2019. En el área urbana pasó de 97,3%, en 2015, a 99%, en 2019; y en el área rural incrementó de 70,1% a 79,9% en el mismo periodo de tiempo.

“Sin embargo, durante el Gobierno de facto estos proyectos no solo se paralizaron, sino también se vieron afectados por nefastas decisiones de las autoridades que manejaron a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y sus subsidiarias”, enfatizó Romay.

No obstante, tras la recuperación del Gobierno democrático en Bolivia, una de las prioridades del Ministerio de Hidrocarburos y Energías fue reanudar las obras del tendido eléctrico para llegar con electricidad a nuevos hogares.

Cabe destacar que el crecimiento de la demanda nuevas conexiones eléctricas, al igual que la demanda interna de este servicio básico, crece constantemente; por ello, el Gobierno trabaja arduamente para alcanzar el 100% de cobertura nacional en cumplimiento de lo que establece la Constitución Política del Estado. // VI