Image Acto de inauguración de la ampliación de la refinería. (Foto: UCP)

El presidente Evo Morales entregó hoy nuevos tanques de almacenaje de gas licuado de petróleo (GLP). También inauguró la remodelación del parque de esferas en la Refinería Guillermo Elder Bell de YPFB Palmasola de la ciudad de Santa Cruz. El proyecto fue ejecutado con una inversión total de 41,8 millones de dólares.

 

"Inauguramos hoy la adecuación y modernización del parque de nuevas esferas de almacenaje de GLP, incremento de capacidad operativa de la estación de bombas, incremento de capacidad operativa para la subestación eléctrica de bombas, instalación de proyectos de red de agua contra incendios y nuevos tanques de almacenaje”, dijo Morales.

 

El proyecto presenta la instalación de tres nuevos tanques de almacenaje tienen una capacidad de 1.799 metros cúbicos cada uno; también se cuenta con un tanque de gasolina liviana, con una capacidad de 1.63 metros cúbicos de almacenaje; una esfera de GLP de 636 metros cúbicos y una sub estación de diez tanques existentes.

 

Los nuevos tanques de almacenamiento posibilitarán incrementar los volúmenes de productos intermedios y terminados. Asimismo, con la adecuación y modernización del parque de esferas de GLP, propano y butano, se otorga una mayor confiabilidad con base en las normas de seguridad.

 

En la oportunidad, el Jefe de Estado manifestó que ahora es posible entregar este proyecto de 41,8 millones de dólares debido a que las políticas nuevas, que incluyen la recuperación de las empresas estratégicas y la nacionalización de los recursos naturales, dieron buenos resultados para el país.

 

Muestra de ello es que antes, durante la administración de los gobiernos neoliberales, la renta petrolera para Santa Cruz era de 363 millones de dólares; hora con el Proceso de Cambio se alcanza a 3.000 millones de dólares.

 

Además, hasta el 2005 Bolivia contaba solo con 45.0000 instalaciones de gas a domicilio, mientras que ahora son cerca de un millón. El Estado subvenciona mil dólares por cada instalación en las ciudades y 1.500 dólares para los hogares de las zonas rurales.

 

Por esta razón, el Presidente explicó que ahora el pueblo tiene la responsabilidad de decidir, a través del voto, si desea retornar al pasado y continuar con las propuestas enmarcadas en un Estado Regulador.

 

“Para el movimiento popular un Estado regulador es un Estado enajenador, privatizador.  Significa volver a las privatizaciones. En la época de la privatización, en 2005, la inversión era un poco más de 600 millones de dólares en toda Bolivia. En los últimos años, pese a los bajos precios del petróleo se programan cerca de 8.000 millones de dólares para la inversión pública”, explicó Morales. 

 

De la misma manera, el Dignatario sostuvo que donde vuelve el modelo neoliberal, impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), como en los países vecinos, se terminan los bonos sociales, se genera inflación y crece la desigualdad social de una forma sorprendente.  / JoC