Image

La viceministra de Medio Ambiente, Cynthia Silva, afirmó el domingo que el Gobierno Municipal de La Paz, liderado por el alcalde Luis Revilla, no termina de demostrar seriedad en el tema de la basura, tras la crisis que se vivió por el deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma, hace ocho meses. 

"Sigue siendo un problema muy serio, básicamente por una falta de seriedad de la gestión del Gobierno Municipal. El Sistema de Regulación Municipal y la Secretaria de Medio Ambiente de la Alcaldía no terminan de configurar un proceso técnico de avance de diseño de preparación de informe y otros", explicó al programa el Pueblo es Noticia difundido por medios estatales.

Dijo que el martes último se realizó una inspección conjunta entre la Gobernación de La Paz y el Ministerio de Medio Ambiente al botadero de Alpacoma y al relleno transitorio de Sak"a Churu.

Indicó que el informe de esa inspección resuelve pedir a la Alcaldía de La Paz iniciar con el cierre técnico del relleno de Alpacoma un proceso "serio y ordenado".

"Como ya lo hemos dicho el cierre no puede ser una clausura a cero, debe ser un proceso ordenado, que va estableciendo un sistema del cierre de tratamiento de la basura, de los lixiviados, algo que hasta el momento no lo ha hecho el Gobierno Municipal", apuntó.

Por otra parte, Silva dijo que en el informe se recomendará al municipio de La Paz, que en el relleno alternativo de Sak"a Churu se relocalice los estanques de lixiviados y la celda de patógenos porque no cumplen con la norma ambiental, ya que todavía no cuenta con un manifiesto ambiental para operar.

"Durante la inspección se ha determinado, algunos elementos importantes, hay una celda ya en un 70 a 75 por ciento habilitada (en Sak"a Churu), todavía falta los tratamientos y el análisis técnicos para establecer que los taludes tengan la calidad necesaria para que no vaya a ocurrir ningún riesgo", complementó.

A su juicio, la Alcaldía de La Paz ya llegó al "límite de irresponsabilidad" y de "negligencia" con el tratamiento de la basura, porque hasta el momento no hay un proyecto formal de la basura, tomando en cuenta que el relleno alternativo de Sak"a Churu, es temporal y no definitivo.

El 15 de enero de este año, se reportó un mega deslizamiento en el relleno de Alpacoma, que arrastró 200.000 toneladas de basura y 10 millones de litros de lixiviados (agua contaminada), en 10 hectáreas de terreno y en julio se reportó un nuevo incidente en las piscinas de lixiviados que contaminaron el río Achocalla y Alpacoma, ambos afluentes que llegan a la localidad de Río Abajo./Rdc/ABI/CMY