Image Foto: Ministerio de la Presidencia

Durante un encuentro con los Ponchos Rojos y la población de la provincia Omasuyos, el presidente Luis Arce sostuvo hoy que “Santa Cruz es de todas las bolivianas y bolivianos”, y advirtió que la unidad del pueblo no permitirá más agravios a la Bolivia originaria y plurinacional ni aprestos de desestabilización y golpe.

“Estamos viendo con mucha preocupación el regreso de algunos sectores racistas, que no entienden que Bolivia no es una cuadra, que Bolivia no es un grupo de amigos. El país son nueve departamentos a los que hay que conocer a profundidad”, señaló ante una masiva concurrencia en Achacachi, donde además dialogó con alcaldes y autoridades originarias, recibió proyectos y anunció obras.

“¡La wiphala se respeta, hermanos y hermanas! La wiphala es el lenguaje, es la historia, es el resumen de toda la lucha de nuestros pueblos indígena originarios, y no se va a borrar por el capricho de una persona o de unas cuantas personas”, agregó en referencia a los agravios que sufrieron el vicepresidente David Choquehuanca, representantes de pueblos indígenas y la wiphala, durante los actos cívicos del pasado 24 de septiembre en Santa Cruz.

“Hemos pasado por duros momentos en el periodo golpista, encontramos un Estado sin plata, nos habían endeudado; pero ahora estamos trabajando duro y poco a poco estamos con signos de mejora y crecimiento. Estamos saliendo adelante”, sostuvo y añadió que “siempre recordamos el papel de nuestros Ponchos Rojos, que históricamente han liderado la lucha y defensa de nuestra soberanía. Tenemos que salir de la lógica racista y discriminadora de la Colonia y del pasado republicano, ya no puede formar parte de la historia actual donde queremos trabajar, producir y crecer juntos”.

Productividad e industrialización 

A pocas horas de arribar al país luego de su participación en la asamblea general de la ONU en Nueva York, Arce se dirigió a la población altiplánica paceña, con la que había acordado previamente una agenda de trabajo en miras de acrecentar la productividad y acelerar la industrialización.

“Lo más importante para mejorar la calidad de vida, para asegurar los ingresos de las familias de la provincia Omasuyos, es producir; y nosotros les vamos a ayudar a mejorar la productividad. Por eso hemos puesto a su disposición dos fondos de financiamiento: el primero de Bs 2.000 millones, es para contrapartes a partir de inversiones iniciales de los  gobiernos municipales; y el segundo es un fondo concursable de Bs 1.500 millones para la presentación de proyectos en los ministerios”, manifestó.

Además, anunció una inversión de Bs 70 millones para la implementación de una planta procesadora de trucha y la ampliación de la planta de leche que ya quedó pequeña ante el importante incremento de la producción del sector. “Estamos en sintonía con sus necesidades. ¡Aquí está su Gobierno Nacional para compartir, para ver cómo les va, para ver qué están haciendo, qué están produciendo y coordinar cómo podemos ayudarles!”, concluyó. //Viceministerio de Comunicación /RM