Image Foto Referencial

El presidente Jair Bolsonaro y sus hijos dirigen hoy un esquema de producción y difusión de mentiras que causó la muerte de cientos de miles de brasileños por COVID-19, refiere un informe del senador Renan Calheiros.

Al citar a Calheiros, el portal de noticias Brasil 247, asegura que la red de desinformación, que ocasionó vidas perdidas por el patógeno, está dirigida por Bolsonaro y sus hijos Flávio, Carlos y Eduardo.

Los cuatro forman el “núcleo de mando” de la máquina de noticias falsas que promovió tratamientos ineficaces durante la pandemia.

Este primer eje interactúa con el foco formulador, del que forman parte Filipe Martins y Tércio Arnaud Ferraz, ambos asesores del Palacio del Planalto, sede del Poder Ejecutivo.

Después viene el “núcleo político”, formado por diputados como Carla Zambelli y Bia Kicis, quienes también se hicieron famosos por difundir posts negativos durante la pandemia.

Lo mismo hizo el “de producción y difusión de noticias falsas”, que incluye nombres como el del periodista Alexandre Garcia y los comentaristas Rodrigo Constantino y Ana Paula, entre otros bolsonaristas, como anticipó Joaquim de Carvalho.

Finalmente, aparece el “núcleo de financiación”, liderado por los empresarios Luciano Hang, de Havan, y Otávio Fakhoury, que impulsó las mentiras.

De acuerdo con Brasil 247, toda esta información forma parte del informe que presentará Calheiros el 19 de octubre a los miembros de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) que supervisa la gestión gubernamental ante la Covid-19, en uno de sus capítulos más relevantes dedicado a las fake news (noticias falsas).

Con esta red de mentiras, el Gobierno contribuyó con las más de 400 mil muertes (actualmente sobrepasan las 600 mil por Covid-19), que habrían sido evitables, si se hubieran adoptado las medidas de prevención recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Calheiros afirmó estar seguro que Bolsonaro y sus hijos son la cabeza de la organización criminal y 'este núcleo tiene la función de dirigir la organización y orientar estratégicamente las acciones realizadas en los niveles inferiores de la jerarquía, dándoles directrices e informándoles de las prioridades de actuación'.

El senador señaló la víspera que resulta evidente la caracterización de genocidio por parte del Gobierno contra la población indígena incluso antes de la pandemia y que pedirá la acusación de Bolsonaro también por otros 10 crímenes en el dictamen del martes.

Durante una entrevista, Calheiros citó que existen elementos, entre todas las pruebas e informaciones recogidas a lo largo de la operación de la CPI, para acusar a Bolsonaro por los delitos de prevaricación, epidemia con resultado de muerte, uso irregular de fondos públicos, crímenes de lesa humanidad, entre otros. // Prensa Latina