Image Foto: Bolivia Tv

Recordando el Día del Mar, la defensa de Calama y de la muerte de Eduardo Abaroa, el presidente Evo Morales, recordó que mientras exista un boliviano, nunca se desistirá en el deseo y anhelo de retornar a las costas del Pacífico, con soberanía, y bajo las fórmulas de paz, integración y hermandad entre pueblos hermano.

“Hoy 23 de marzo, fecha en que se recuerda el Día del Mar, saludo al pueblo boliviano que durante más de un siglo y en absoluta unidad no renunció ni renunciará a la paz, a la integración de los pueblos y a nuestro retorno soberano al Océano Pacífico (…), El reencuentro con el mar, será alcanzar su segunda independencia para su desarrollo, el comercio internacional y su proyección marítima hacia el mundo”, dijo ante una multitud de gente que se reunió en la plaza Abaroa de la ciudad de La Paz.

El Jefe de Estado, recordó que como ningún otro gobierno, se buscaron distintos mecanismos para “recuperar las condiciones de confianza mutua con el pueblo de Chile”, situación que llevó a acudir a la Corte Internacional de Justicia, misma que reconoció que Bolivia nació con mar, y este le fue arrebatado por una invasión militar, por concluyendo que debe existir dialogo entre ambas naciones, para buscar una solución.

“La Corte en sus dos sentencias - la primera de 24-09- 2015, párrafo 16 y la segunda de 1-10-2018, párrafo 19 – dejó establecido que al momento de declarar su independencia, Bolivia tenía una costa de más de 400 kilómetros a lo largo del pacífico (…), asumimos la invocación de la corte para buscar el diálogo bilateral con Chile, a fin de encontrar una fórmula de solución a este asunto pendiente. Pedimos a Chile, que cumpla el fallo de la Corte Internacional de Justicia” afirmó.

Culminó señalando que como bolivianos se llamó a la comunidad internacional para asumir un compromiso mundial, “que nunca se prive a ningún país, a ningún pueblo, a ninguna mujer u hombre del mar (…), nuestro derecho al mar, es el derecho de todos los pueblos del mar”, concluyó. /// ggrd