Image El presidente, Evo Morales Ayma, en la Gobernación de Cochabamba.

Cochabamba, 25 de abril de 2013 (BTV).- El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, pidió el jueves al cardenal Julio Terrazas, una severa sanción para los obispos que supuestamente están involucrados en el robo de joyas de distintas iglesias católicas en el país.

“Hermano Cardenal no por culpa de algunos obispos nuestra Iglesia Católica puede desprestigiarse. Tiene la obligación junto a la Conferencia Episcopal Boliviana para dar un castigo severo para que nunca más algunos obispos roben a las virgencitas en toda Bolivia”, manifestó en ocasión de participar de la entrega de cheques para ejecutar proyectos en el marco del programa “Bolivia cambia, Evo cumple”.

Morales, hizo pública su preocupación por los últimos robos que se registraron en algunas capillas y templos del país que están a cargo de la administración y cuidado de obispos.

“Quien maneja la llave de esa Iglesia son los obispos y saben quién entra, quién sale, por tanto saben quién se lo saca las joyas”, precisó.

En ese marco la comisión que investiga el robo de joyas de la Virgen de Copacabana ordenó la detención de seis personas, entre ellas dos sacerdotes y dos religiosos.

Entre los detenidos están el rector del Santuario padre René Vargas, el vicario Elvio Frías y el hermano Lorenzo Vadkerti (checoslovaco).

Lcr

(foto ABI)