Image Embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti (Internet)

Estados Unidos, 5 de julio de 2013 (BTV, ABI).- El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, anunció el viernes que más de 100 países miembros de esa organización emitirán un pronunciamiento ante la actitud de cuatro países europeos de restringir el tránsito del avión del presidente Evo Morales, en su retorno de Moscú a La Paz por sospechas infundadas del traslado del ex agente de seguridad estadounidense, Edward Snowden, reclamado por Washington.

“Nosotros estamos haciendo gestiones y estamos seguros que al final de la tarde habrá un pronunciamiento de más de 100 países miembros de la Organización de Naciones Unidas, tenemos que esperar un poco, pero existe una suerte de preocupación generalizada porque si esto le ha pasado al Presidente Evo entonces con qué garantía o seguridad los más de 190 jefes de Estado del mundo pueden transitar libremente por el planeta”, manifestó en un contacto telefónico con la radio Patria Nueva.

Consideró que la agresión contra Morales “seguramente cambiará” la dinámica de relacionamiento bilateral de Bolivia con los países involucrados y también a nivel multilateral porque las Naciones Unidas tienen el deber de garantizar que las normas del derecho internacional sean cumplidas y aplicadas en igualdad de condiciones.

En esa dirección, indicó que su representación denunció ante las Naciones Unidas que a Bolivia le 'sorprendía y le llamaba la atención' que ese organismo no haya reaccionado con 'firmeza y rapidez' ante la agresión al Presidente.

“Estamos seguros de que si se hubiera tratado del avión presidencial de Barack Obama (Presidente de Estados Unidos) probablemente el Secretario General (de la ONU) personalmente hubiera hecho algunas gestiones, no ha sido ese el caso, por el contrario hemos hecho un reclamo formal en ese sentido, porque en el marco de las Naciones Unidas todos los países por más pequeños que fueran tienen igualdad de derechos en ese organismo multilateral”, afirmó.

Asimismo, Llorenti lamentó que la ONU haya demorado en emitir un comunicado que, a su juicio, “no condena de manera clara el atentado sufrido por el Presidente”.

El Embajador ante la ONU precisó que con la restricción del vuelo de Morales se violó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que reconoce varios derechos, ente ellos: el derecho a la vida y a la seguridad.

Agregó que también se infringió la Convención de Viena sobre Inmunidad Diplomática, que señala la inviolabilidad del avión presidencial, además de la Convención de Nueva York, que califica a los jefes de Estado como personas que deben ser protegidas internacionalmente, entre otras normas./Rdc/CMY