Image Foto Referencial

El estado brasileño de Mato Grosso manifestó su interés en comprar gas natural y urea bolivianos, dado que se encuentra en etapa de crecimiento industrial, y en ese contexto, tiene pensado duplicar su producción alimentaria, dijo el vicepresidente de Administración de Contratos y Fiscalización de la empresa petrolera, Armin Dorgathen.

El interés se conoció durante una reunión que sostuvieron, el viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Willan Donaire y el presidente ejecutivo de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Wilson Zelaya, con el gobernador del estado de Mato Grosso, Mauro Mendes Ferreira, el director presidente de MTGas, Rafael Silva Reis y el senador de ese Estado, Fabio Paulino García.

En el marco de la gestión que realiza la petrolera estatal, ya en junio pasado, YPFB y la empresa Mato-grossense de Gas (MTGas, Brasil), suscribieron un “contrato en firme” para la comercialización de gas natural desde el 1 de enero de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2026.

Cabe destacar también que, en julio de la presente gestión, la estatal petrolera boliviana y la brasileña Ambar Energia Ltda. suscribieron un contrato en firme para el suministro de gas natural con vigencia entre octubre de 2021 y abril de 2022, con posibilidad de renovación hasta mayo de 2023.

Estas acciones con países de la región y potenciales clientes, confirman el avance de la planificación respecto a la búsqueda de nuevas opciones y mejores ingresos para el país que lidera el gobierno nacional, a la cabeza del presidente Luis Arce Catacora.

Mato Grosso, que colinda con el Estado Plurinacional de Bolivia, es el tercer Estado más extenso de la República Federativa de Brasil, y su población bordea los 4 millones de habitantes.