Image Foto Referencial

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) negó este viernes la solicitud de medidas cautelares solicitadas por la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, y su hija Carolina Ribera, y cerró el caso con la solicitud al Estado boliviano de “mantener” las medidas que garantizan las condiciones dignas de detención en cumplimiento de los estándares interamericanos.

"Teniendo en cuenta la información remitida a la CIDH por ambas partes, el expediente correspondiente a la presente solicitud de medidas cautelares fue oportunamente cerrado", se lee en la carta dirigida al Gobierno nacional vía Cancillería.

El organismo remarcó que el Estado debe continuar “garantizando las condiciones dignas de detención, en cumplimiento con los estándares interamericanos mínimos en la materia”.

Y en otro párrafo exhortó a Áñez y a Ribera a cooperar. “(…) la Comisión ha exhortado a la parte solicitante a cooperar de manera positiva con el Estado en la implementación de las medidas a favor de la señora Jeanine Áñez, valorando, en comunicación con sus médicos de confianza y aquellos ofrecidos por el Estado, el acceso a tratamiento médico adecuado para el tratamiento de la salud física y mental de la señora Áñez”, señala.

Tras la solicitud realizada por Áñez el pasado 27 de agosto, el Gobierno nacional proporcionó la información solicitada por la CIDH a fin de demostrar que los derechos de la expresidenta de facto no son vulnerados. // Ministerio de Justicia / VI