Image Foto: ABI

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, afirmó hoy que la visita del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, desmontó las "mentiras" de la oposición boliviana respecto a la supuesta ilegalidad de la candidatura del presidente Evo Morales para las elecciones del 20 de octubre.

"La oposición boliviana lleva alrededor de dos años mintiéndole al pueblo boliviano (...). Ellos llevaron, estos dos años, adelante una historia que decía que la candidatura a la reelección del presidente Morales era ilegal y, además, argumentaban con mucha fuerza que desde espacios internacionales se vería sancionada y frenada la candidatura (...) y en realidad no ocurría nada de lo que pregonaban", dijo a los periodistas.

 "Como bien apuntaba el presidente Morales, en absoluto se trata de un respaldo lo que dijo el secretario de la OEA, simplemente es una ratificación en la línea de todos los antecedentes que hemos contado: primero los órganos de nuestro país como el Tribunal Constitucional y el Órgano Electoral dieron el visto bueno (a la candidatura), posteriormente ninguna cancillería de la región dijo nada, después la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), sesionando en Bolivia, tampoco dijo nada", agregó la autoridad.

Asimismo, cuestionó que ahora los opositores estén contra Almagro y desconozcan a la autoridad cuando en varias oportunidades lo buscaron en Washington, sede de la OEA, para intentar vetar la postulación de Morales.

"Quienes volvieron una voz legítima y autorizada en este tema al Secretario General de la OEA, de tantos viajes y tantas promesas, fueron los colegas y actuales políticos de la oposición", aseveró Canelas.

El Ministro de Comunicación añadió que otra de las “mentiras” que se cayeron, tras la visita de Almagro, fue que en Bolivia habría una dictadura y que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) estaría parcializado con el oficialismo.

El pasado viernes, Almagro, declaró en La Paz que "sería absolutamente discriminatorio" decir que el mandatario indígena no puede participar en los comicios, contrariamente a lo que esperaban los opositores. En ese sentido, la autoridad internacional suscribió un acuerdo con el Gobierno para garantizar la presencia de observadores de la OEA en los próximos comicios.///jcmh.