Image Foto: Referencial

Este Viernes Santo, la Iglesia Católica se une en penitencia, abstinencia y ayuno para conmemorar la pasión del Señor Jesús. Las actividades que se desarrollan esta jornada son: el Vía Crucis, el Sermón de las Siete Palabras, las procesiones con la imagen de Cristo y de su Madre Dolorosa.

Este día la Iglesia no celebra la Eucaristía sólo el sacramento de la Reconciliación y de la Unción de los Enfermos, donde la población creyente acompaña a la adoración de la cruz en una pequeña conmemoración de la Virgen María, la Madre dolorosa, que estuvo a los pies de la Cruz.

Jesús entregó su vida en la Cruz por cada uno de nosotros y es un signo de victoria sobre la muerte, especialmente que es una victoria sobre el pecado, el sacrificio de Cristo pago los actos de la humanidad, por lo que hoy y siempre se debe meditar, pensar y sentir sobre el significado de la Pasión y Muerte de Jesucristo.///vchm.