Image Foto: José Luis Quintana / Ministerio de la Presidencia

La carta que enviaron legisladores de oposición al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidiendo interceder en Bolivia, es un segundo intento de destruir el país, pues aquellos que firmaron la misma, estuvieron involucrados en el golpe cívico prefectural y el separatismo entre 2006 y 2008, afirmó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

"Estos diputados a la cabeza de Carmen Eva Gonzales se articularon con Eva Sara Landau para escribir la carta y enviarla pidiendo intervención, estamos asistiendo a un segundo intento de destruir Bolivia", señaló en una entrevista con radio San Gabriel de la ciudad de El Alto.

Quintana indicó que los legisladores firmantes, tuvieron como intermediaria a la vicepresidenta de la consultora ‘Dark Horse Political’, Eva Sara Landau, quien fue una de las activistas "más importantes" del golpe cívico-prefectural entre 2006 y 2008, acompañada por Carmen Eva Gonzales, quien además lideró la masacre del Porvenir en Pando.

"La carta es escrita deliberadamente, pensada deliberadamente se supone desde Estados Unidos, la idea viene de Estados Unidos, la hacen firmar la carta y se gestiona con una consultora (...) Detrás están los mismos personajes que impulsaron el golpe cívico- prefectural y la aventura separatista del 2006 al 2008", manifestó.

Aseguró que los que dirigen ese ataque hacia Bolivia, son Samuel Doria Medina, que pidió a EE.UU. "desestabilizar a Bolivia" al igual que Jorge Tuto Quiroga, quien demandaba que "se estrangule a Bolivia", todos ellos, "defienden volver al pasado para que Bolivia no tenga soberanía, no crezca", concluyó. /// ggrd