Image Foto: Captura de imagen

El sábado por la noche, a horas de las elecciones, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, declara que el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) será retirado de la jornada de votación porque “no permite tener la seguridad de la difusión completa de los datos que ofrezcan certidumbre al país”.

El resultado del proceso electoral se establecerá sobre un cómputo seguro, transparente y verificable. Romero describe que se basa en siete elementos:

1) El conteo público en las mesas estará abierto a todos los ciudadanos una vez que se cierren las mesas de votación.

2) Cualquier ciudadano puede fotografiar el acta elaborada por los jurados electorales.

 3) Todas las organizaciones políticas que desplieguen a un delegado en los recintos electorales tienen derecho a una copia del acta original.

 4) Se llevará adelante el cómputo y el escrutinio público de los votos del exterior del país en los tribunales departamentales y en el TSE. Estará abierto para el control y supervisión de las organizaciones políticas, de las misiones de observadores internacionales y de la plataforma electoral local.

5) Desde las 18:00 horas todos los ciudadanos podrán seguir los datos del cómputo a través del internet.

6) Los resultados en el sistema de cómputo podrán ser verificables acta por acta, mesa por mesa. Todos los datos van a incluir la fotografía y el escaneado del acta (tal cual llegó al TSE)  como también la transcripción de los resultados de esa acta. Todo esto estará en el internet.

7) El cómputo se sostiene en una cadena de custodia que asegura la llegada precisa de todas las actas del país a los tribunales departamentales.

El objetivo del TSE es rendir resultados confiables por medio de un cómputo seguro pese a que sean más “lentos, pero con la plena certeza de que son los datos tal cual fueron emitidos por la ciudadanía”, declaró la autoridad. //NC