Image Foto Redes Sociales BTV

En el marco de la asamblea general 76 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente Luis Arce propuso un cambio del modelo socioeconómico mundial que garantice el acceso a las vacunas y protección del medio ambiente.

"El acceso de la vacuna debe ser considerada como un derecho humano, no nos debemos lucrar de la salud en tiempos de pandemia (...) esta crisis sanitaria ha puesto en evidencia que continúa la desigualdad entre los países del capitalismo central y los de la periferia", indicó el jefe de Estado. 

Aludiendo al acceso a los fármacos contra la pandemia, el primer mandatario enfatizó que las ambiciones de potencias impiden que el mundo combata eficientemente el virus, "de acuerdo a la OMS solo el 30 por ciento de la población mundial que necesita vacunas, ha recibido una dosis contra la COVID-19 y apenas el 15,5 por ciento está vacunada. Solo el 1,1 por ciento de la población de países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis", detalló.

"La pandemia se podrá superar con una mayor cobertura en la vacunación, la OMS estableció que cuando se logre el 70 por ciento de este propósito podemos superar la misma, sin embargo, el acceso a la vacunas para los países de la periferia es restringido", aseveró el Jefe de Estado durante su intervención. 

El presidente Arce instó a los Estados y organismos internacionales al multilateralismo y diálogo para gestionar el acceso de vacunas, así como al intercambio de conocimientos para la producción de las mismas. 

"Las transnacionales productoras de medicamentos deben liberar sus patentes y compartan sus conocimientos y tecnología para la producción de vacunas contra la COVID-19 y con trabajo conjunto garanticemos el acceso a las vacunas", resaltó el mandatario. 

Cooperación internacional

Arce cuestionó el accionar de organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA) la cual jugó un papel lamentable en el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, "en América Latina y el Caribe y en África, los Estados no cuentan con organismos que piensen en la batalla por la vida, organizaciones como la OEA nos divide, promueve golpes de Estado y genera desestabilizaciones", apuntó.

El Presidente instó a organismos financieros internacionales a generar escenarios para un alivio para el pago de la deuda externa, así como apoyar políticas sociales, "es importante que apliquen una visión sostenible y que no impliquen mayores adeudos a los Estados beneficiarios", agregó.

Reconstrucción nacional

"El Gobierno de facto cometió violaciones a los derechos humanos. Con la confianza de más del 55 por ciento de los votos, tenemos la responsabilidad de defender nuestra independencia y dignidad como Estado libre y soberano", indicó Arce. 

Asimismo recordó cuando pequeños grupos fascistas rompieron el hilo Constitucional y sembraron por un tiempo el terror en Bolivia, "la persecución y encarcelamiento contra personas inocentes se convirtió en un hecho cotidiano y normal", añadió.

"Nuestro Gobierno impulsa un nuevo modelo de convivencia que nuestros pueblos llaman: Vivir bien. Dejando atrás el consumismo desmedido, la depredación de competencia irracional y la búsqueda insaciable de acumular ganancia a costa de nuestra madre tierra", acotó el mandatario.

Finalmente, ratificó la posición de Bolivia por la salida al mar, "reivindicamos el derecho a obtener una salida libre y soberana al Oceánico Pacífico mediante el diálogo con la República de Chile de acuerdo a lo determinado por la Corte Internacional de Justicia que instó a ambas naciones a trabajar en la solución pacífica del problema", concluyó. //