Image Foto: Internet

Nuevamente EEUU es foco de miradas a nivel mundial por otro caso de violencia inusitada con armas de fuego en un bar country en Los Ángeles. El presidente Morales envió un mensaje solidario como Estado pacifista, en contra de este tipo de violencias.

Durante la noche de ayer, en el bar de música country en Los Ángeles aproximadamente a las 23hs, un hombre vestido de negro ingresó con un arma de fuego calibre 45 y posterior a tirar una bomba de humo, disparó contra las personas que se encontraban en el lugar, asesinando a 12 de ellas e hiriendo a 10.

El presidente Morales expresó en su cuenta de twitter, "Nuestro profundo pesar y solidaridad por las víctimas del tiroteo causado por un hombre armado en una fiesta juvenil en Thousand Oaks, California, EEUU. La vida es el bien más preciado. Como Estado pacifista, exhortamos a una lucha conjunta contra la cultura de armas y violencia".

Las autoridades a cargo del caso, identificaron al asesino como Ian David Long, veterano del Cuerpo de Marines de EEUU, quien ya había tenido problemas con la justicia anteriormente.

EEUU es uno de los tres países del mundo que tiene en su constitución el derecho a la libre portación de armas. Le siguen México y Guatemala, pero ninguno de estos últimos tiene más limitaciones en relación a Norteamérica que tiene muy pocas restricciones; lo que permite que cualquier persona que desee portar armas (sin necesidad de dar detalles al respecto) pueda acceder a ella sin problemas.

Asimismo, es posible comprar municiones en supermercados, como se visualiza en el popular documental del periodista norteamericano Michael Moore titulado "Bowling for Columbine"; en donde se refleja la realidad norteamericana en cuanto a la libre posesión de armas y los actos de violencia en espacios públicos con adolescentes, en el caso  de la escuela Columbine en Colorado en el año 1999.

Documental que no pierde vigencia, dada la cantidad de casos que sucedieron posterior a esta matanza, que marco el episodio como un cruento ejemplo de la violencia social que padece la sociedad estadounidense. /NQ