Image Tucán Tuki Tuki después de la reconstrucción de su pico

Este miércoles el tucán rescatado en el municipio de Puerto Quijarro, Santa Cruz, en pasados días, tras haber sido apedreado, murió en horas de esta madrugada por estrés post operatorio y un shock cardiogénico.

El veterinario que atendió a Tuki Tuki, Jerjes Suárez, comentó que el tucán se encontraba muy estresado después de la operación reconstructiva en su pico, lesión producida por un grupo de personas que lo apedrearon; físicamente ya se encontraba bien, “estaba muy bien, recuperado, comía papaya y tomaba agua”, lamentablemente, debido a que las aves de este tipo tienden a sufrir de estrés, su corazón no pudo aguantar la situación.

El tucán fue trasladado 240 kilómetros para ser atendido, ya que cuando lo encontraron estaba en muy mal estado y mostraba claros signos de maltrato provocado por humanos. Suárez puso toda su energía para salvar al tucán, pero que tras “cirugías y vueltas”, los esfuerzos no fueron suficientes. Tuki Tuki habría subido a un árbol de cuchi donde se produjeron esfuerzos para que bajara, situación que habría estresado de sobremanera al animal.

Este es un testimonio más del daño que se está causando en las especies silvestres y todo tipo de animales del país, tanto el maltrato físico como los incendios están perjudicando gravemente a estas especies, dejándolas sin tierra y sin alimentos, obligándolas a entrar cada vez más en contacto con los humanos. Suárez llamó a que este triste evento represente la libertad que piden las aves. “La verdad nos deja un mensaje que es el no maltrato y ni querer tenerlos de mascota”, replicó.

RJC//apn//