Image ministro Carlos Romero en conferencia de prensa (Captura de Pantalla)

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, se dirigió a la población boliviana a primera hora del sábado, donde aseguró que no existe ninguna convocatoria “a matar o atentar contra la vida de nadie” y convocó al diálogo con la Policía Boliviana.

“Convoco a los integrantes de la familia policial al diálogo para poder solucionar esta situación de malestar”, indicó la autoridad. 

Aseguró que se tiene plena confianza en la Fuerza del Orden.

Dijo que la Policía “tiene una enorme responsabilidad y un mandato de resguardo del orden y protección de la vida”.

De esta manera, Romero ratificó el llamado del Estado a la “pacificación del país, la paz social es un patrimonio histórico. (…). Pedimos equilibrio y responsabilidad de parte de todos los bolivianos".

Finalmente, aclaró que no existe “acuartelamiento de las FFAA” y afirmó que eso “es una falacia. Aquí no hay febrero de 2003”. Además resaltó que “no hay ningún plan para eliminar la vida de nadie (sobre Luis Fernando Camacho). No somos un Gobierno que convoca a la muerte”.//Aos