Image Foto: Internet

Son más de 3 mil comerciantes que cada año instalan la usual feria navideña en la zona Sur de Cochabamba, pero este año a raíz de la pandemia del coronavirus (COVID-19) los vecinos no dan lugar a que se realice la feria por miedo a que se genere una segunda ola de contagios por la aglomeración.

Hoy los vendedores protestan y expresan su necesidad de trabajar, la instalación de la feria está coordinada bajo normas municipales. Una de ellas dice que aplicarán con mucha determinación las normas de bioseguridad: «Estamos preparados con implementos de bioseguridad y la desinfección del lugar todos los días».

Los comerciantes fueron perjudicados tras la cuarentena por la crisis sanitaria que causó la COVID-19, dichas vendedoras deberían estar instaladas y ofreciendo sus diferentes productos desde mañana, primero de diciembre. //NCE