Image Palacio Quemado de Bolivia (Foto: Internet)

El Gobierno declaró, mediante el Decreto Supremo 4301, estado de "calamidad pública" en todo el territorio nacional para la atención de necesidades impostergables de carácter económico ocasionadas por los efectos del coronavirus, ante el bloqueo de los créditos internacionales en la Asamblea Legislativa Plurinacional, controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

"Se declara calamidad pública en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, para la atención de necesidades impostergables de carácter económico ocasionadas por los efectos negativos del coronavirus (COVID-19)", establece el inciso I del Artículo Único del Decreto Supremo 4301, aprobado el 24 de julio.

En ese marco, el inciso II señala que el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas tramitará ante el Banco Central de Bolivia (BCB) la concesión de un crédito en favor del Tesoro General de la Nación (TGN), a fin de continuar con la implementación de acciones de carácter económico destinadas a mitigar los efectos negativos del coronavirus.

Según información del Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo, los créditos paralizados en el Legislativo para la lucha contra el coronavirus, suman $us 1.054 millones.

La presidenta Constitucional, Jeanine Áñez, pidió en reiteradas ocasiones a los legisladores del MAS viabilizar esos recursos que permitirán, entre otras cosas, pagar el Bono Salud de Bs 500, en favor de al menos 3 millones de bolivianos de escasos recursos. Entre los recursos paralizados en el Legislativo se encuentra el dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI) por $us 327 millones que, en este caso particular, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, aclaró que no se trata de un crédito. HHM//ABI