Image FOTO: BTV

El Ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, sostuvo este domingo que “la oposición instrumentaliza a la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, y trata de vender una realidad diferente en torno a su caso”.

El pasado viernes 8 se conoció que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), negó la solicitud de la defensa de Áñez de imponer medidas cautelares para que se defienda en libertad, poniendo de esta manera fin a las denuncias sin asidero de que la detenida sufre violaciones a sus derechos humanos.

En una entrevista en el programa “Las 7 en el 7” de Bolivia TV, el canciller Mayta dijo que “la CIDH revisó todo lo que presentó Añez y tomó una decisión; de esta manera queda claro que toda la actuación tanto de Régimen Penitenciario, como de todas las instancias del Ministerio Público, son correctas y apegadas a la ley”.

La autoridad enfatizó que Áñez y sus asesores legales están en su derecho de seguir interponiendo solicitudes de medidas cautelares, y que en una muestra más de la transparencia y probidad de los mecanismos judiciales, en ningún momento se les impidió ni se les impedirá presentar estos recursos.

Mayta lamentó, no obstante, que el fondo del debate en este caso no sea en realidad el estado de salud o la supuesta vulneración de los derechos de Áñez, como afirman sus familiares, sino el fin político de la derecha que “no quiere justicia, quiere impunidad, e hizo de este caso una trinchera política”.

En criterio del ministro, la expresidenta de facto fue y sigue siendo instrumentalizada. “Primero fue usada para fines políticos: otros gobernaron, pero ella terminó firmando y ahora debe asumir su responsabilidad. Y ahora, la derecha quiere aprovechar su caso para eludir su participación en el régimen”. // Viceministerio de Comunicación / DC