Image Foto: Opinión

El ministro de Obras Públicas, Oscar Coca, informó el jueves, en Santa Cruz, que el Gobierno ha dispuesto 150 millones de bolivianos adicionales al presupuesto habitual para atender de forma inmediata las emergencias que provocan las inclemencias climáticas y realizar el mantenimiento de las carreteras interdepartamentales de todo el país.


"Además del presupuesto habitual, nosotros hemos destinado 150 millones de bolivianos adicionales para emergencias, así que con eso se ha intervenido muy rápidamente y eso nos ha permitido tener los caminos totalmente viables", informó a los periodistas.


Coca agregó que se están priorizando las medidas preventivas, como el cierre que se tuvo la semana pasada de la carretera nueva Cochabamba-Santa Cruz, para arreglar un puente.


Aclaró que en caso de que no se hubiera hecho esa labor de forma inmediata, es muy probable que después se hubiese tenido que hacer un cierre indefinido de la carretera, por un percance mayor.


Destacó que los baches que se producen por las lluvias son intervenidos de forma inmediata, a diferencia de antes, cuando se tenía que esperar por varios días a que llegase la temporada seca.


Coca aseguró que todos los caminos están transitables y desmintió a quienes dicen que las vías están destrozadas.


Dijo que existe la Administradora Boliviana de Carreteras tiene la capacidad suficiente para subsanar los problemas de forma inmediata.///ABI/jdmc