Image Sector construcción de Argentina (teleSUR)

Representantes del sector de la construcción en Argentina indicaron que esperan al menos 40.000 despidos en los próximos meses, debido a la parálisis que sufrirán muchas obras de infraestructura por el acuerdo suscritos entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este sentido el presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss, explicó: “Los bancos se están retirando de financiar a las empresas de obras públicas. Creo que es por la preocupación del ajuste fiscal que llega a la obra pública”.

En declaraciones a la agencia Reuters, el presidente de la entidad expresó su preocupación al sostener que “en un proceso de 6 meses se pueden perder 40 a 60.000 trabajadores. Me parece que si la crisis económica y el proceso de ajustes no se revierte, probablemente sean más los que se pierdan”.

Los efectos de agenda económica ya se hicieron sentir en julio: la actividad se desplomó 2,5 por ciento respecto al mes anterior, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censo de Argentina (Indec).

La construcción es uno de los primeros sectores afectados por la reducción fiscal que encabeza el Gobierno nacional y monitoreado por el FMI.

Entre las imposiciones propuestos por el FMI para el desembolso de 50.000 millones de dólares se encuentra la reducción de la obra pública, la aplicación de tarifazos y el recorte en los fondos de los programas sociales.

En la presentación del nuevo programa de “déficit cero” por parte del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se especificó que los gastos relacionados al sector de la obra pública sufrirán un recorte equivalente al 0,7 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI)./Rdc/teleSUR/CMY