Image Garrafa de GLP embasada en el país. (Foto:YPFB)

El viceministro de Planificación y Desarrollo Hidrocarburífero, Carlos Quispe, informó hoy que como resultado de los acuerdos suscritos en el V Gabinete Binacional Bolivia-Perú se sellaron tres convenios de cooperación e integración energética con el vecino país.

El primero consiste en implementar un gasoducto que vaya de La Paz a Ilo, mismo que se conectará con un proyecto peruano que pretende trasportar el gas de Camisea, en el departamento del Cuzco, hasta el sur de ese país. 

“El objetivo es enlazar ambos proyectos y con ello lograremos, como bolivianos, llegar al puerto de Ilo y tener un gasoducto que permita exportar nuestro gas a la costa del Pacífico”, explicó Quispe.

El segundo entendimiento consiste en que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) participe en la cadena de comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

“A través de YPFB, que se asociará con una empresa peruana, implementaremos una planta engarrafadora que posibilitará la comercialización de GLP en el Desaguadero y en poblaciones fronterizas del Perú”, detalló la autoridad.

Señaló que en Perú un balón (una garrafa) aproximadamente cuesta 35 soles, eso más de 75 bolivianos, y se podrá disminuir el costo de esa garrafa para el beneficio de las familias del país hermano, mientras que para los bolivianos representa la apertura de nuevos mercados para el GLP.

“En el tercer ámbito lograremos que YPFB trascienda la frontera peruana y pueda ser una empresa que opere en a escala internacional. El Desaguadero boliviano ya cuenta con instalación de gas y tiene una estación satelital de regasificación, es fácil cruzar el puente para extender las redes de gas al Desaguadero peruano”, precisó el Viceministro.

Declaró además que estos tres convenios se traducen en una mayor renta petrolera, más obras, más beneficios sociales y mayor producción que impulsarán el desarrollo económico de Bolivia. //JCL