Image Foto ADSIB

El director ejecutivo de la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia (ADSIB), dependiente de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Bladimir Magne, indicó que toda empresa, sin importar el rubro, debe implementar el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para continuar vigente en una era digital y totalmente competitiva que crece a la par de la tecnología. 

Lo digital es una oportunidad para evolucionar y seguir en el mercado si sabemos cómo aprovechar la tecnología, en ese sentido, la ADSIB, impulsa el uso y la implementación de las nuevas tecnologías, como la firma digital, dominio .bo, entre otros, tanto en las entidades públicas como privadas, con el propósito de disminuir la brecha digital en el país.

“Una empresa digital no es la que vende por internet, sino es la empresa que usa intensamente las TIC para competir, para vender más, para ser más eficiente, para llegar a otros mercados, la que ha realizado un esfuerzo consciente y sistemático para ser más ágil, conocer y tener una mejor relación con sus clientes, reducir sus costos mediante la automatización extrema de sus procesos, incorporar tecnología a sus productos o servicios”, indicó Magne en conferencia de prensa llevada a cabo en el campo ferial de la Expocruz 2021, ciudad de Santa Cruz. 

En el siglo XXI, una organización digital se basa en el aprovechamiento de la tecnología para que esta juegue a su favor. Pero lo digital va más allá de la incorporación de elementos digitales, se trata de aprovechar todas las ventajas que ofrece la tecnología.

“Por mucho que las compañías y organizaciones cuenten con computadoras, equipos de telecomunicaciones, periféricos, aparatos digitales y programas informáticos no las convierten en una empresa digital. Las empresas tradicionales deben evolucionar a lo digital o directamente están abocadas al fracaso”, remarcó a los periodistas desde el pabellón 5 del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, stand de Quipus. 

Magne explicó que las ventajas de la transformación tecnológica completa todo el proceso hasta llegar a ser una empresa digital “que no es una tarea fácil y rápida. Sin embargo, merece la pena por los beneficios que conlleva”: El valor de la información, nuevos servicios y modelos de negocio, cambio estructural y redefinición de procesos, mayor rendimiento, seguridad y colaboración entre departamentos.

“Las necesidades de cada empresa y organización dependerán de muchos factores como a qué sector se dediquen, el número de trabajadores, su formación y experiencia, y la relación con sus clientes. Por ejemplo, una empresa logística deberá centrar sus esfuerzos en adaptar sus procesos, sin embargo, una agencia de publicidad o marketing se focalizará más en el cliente, la publicidad digital y la presencia en la red”, señaló. //ADSIB /RM