Image Foto: Internet

Tras el cierre de la Planta de Amoniaco y Urea en la gestión gubernamental de la expresidenta, Jeanine Áñez; esta semana declaró el presidente de la Cámara Departamental de Hidrocarburos y Energía, Cristian Torrico, que el cierre de dicha planta genera un atentado a la economía nacional.

El cierre generó «un pasivo económico, un pasivo administrativo y un pasivo técnico». Según Torrico el gobierno transitorio de Áñez no tuvo la capacidad técnica de resolver algunos problemas por la falta de conocimiento en el área de hidrocarburos.

Asimismo, declaró que se evaluará la ampliación de cuatro líneas más con el fin de que se beneficie Cochabamba (lugar donde se encuentra la planta) y también el país.

Por parte del gobierno de Áñez, el cierre se debe a que la cantidad de urea almacenada superaba en exceso la demanda, según el periódico Opinión. //NCE