Image Ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, dio el anuncio (Captura de video, BTV)

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó el viernes que la presidenta Constitucional, Jeanine Áñez, aprobó ocho decretos tras la reunión del gabinete ministerial ayer (jueves) para delimitar la nueva etapa de una cuarentena dinámica y condicionada que vivirá el país en junio. Asimismo, realizó un balance  de estas medidas adoptadas por el Gobierno nacional, que regulan algunas medidas como el diferimiento del pago de créditos de personas que deben menos de Bs. 1 millón por otros tres meses, horarios de circulación que se amplían, entre otras.

“El Gabinete de la presidenta Jeanine Áñez, ha aprobado ocho decretos ayer (jueves), entre ellos la regulación de la cuarentena nacional dinámica y condicionada que continuará hasta el día 30 de junio”, señaló Ortiz, a tiempo de indicar que algunas medidas continuarán, como el cierre de fronteras, la suspensión de clases en todos los niveles, así como de vuelos internacionales.

La autoridad ministerial aseveró que con esta nueva cuarentena, ahora el papel de las Gobernaciones y Alcaldías será muy importante, en regular las acciones directamente, de acuerdo al reporte epidemiológico que tengan en sus regiones.

“Al mismo tiempo se ha establecido la posibilidad de que haya una corresponsabilidad en la gestión, en la administración de la cuarentena con los gobiernos departamentales y municipales, en esta nueva fase de la cuarentena, el Gobierno nacional ha determinado una serie de medidas que van a estar vigentes a nivel nacional, y está dejando otras para que sean reguladas al detalle por los gobiernos municipales”, manifestó Ortiz.

También puntualizó las medidas en las deudas de la población con distintas instituciones. Los pagos diferidos en tres meses en los créditos bancarios por tres meses más (seis en total), hasta septiembre; los contribuyentes de la categoría de Régimen General en impuestos podrán pagar el 50% del Impuesto de las Utilidades de las Empresas (IUE) hasta 31 de julio y cancelar el otro 50% en los siguientes tres meses; los pagos a las AFP’s serán diferidos hasta fines de julio con una posibilidad de un plan de pagos; y que en el sector de telecomunicaciones haya hasta seis meses de diferimiento.

Asimismo, detalló los alcances del Decreto 4247, en el que se “elimina esa disposición que había introducido el Gobierno de Evo Morales, por la cual se obligaba a todas las empresas públicas para que como única forma de contratación tuvieran la contratación directa, fuente de los grandes casos de corrupción que han sufrido el despilfarro de miles de millones de bolivianos. A partir de este Decreto, todas las empresas públicas tendrán que sujetarse a las normas generales de contratación del sector público, establecidas en el Decreto 18, en el cual la contratación directa volverá a ser la excepción y no la regla”

 RJC//