Image Asamblea Legislativa (Archivo/BTV)


El viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, ratificó este domingo la imposibilidad de cancelar el pago del bono Contra el Hambre de Bs 1.000 porque no hay créditos definidos para hacerlo efectivo, y acusó al Movimiento Al Socialismo (MAS) de ser irresponsable con la población.

"Lamentablemente no es viable pagar", afirmó Quiroga a tiempo de explicar que en ningún momento esas operaciones de créditos fueron contratadas para un bono y con esa cantidad. Explicó que el crédito del Banco Mundial de 254 millones de dólares está destinado a recuperar los pagos realizados a los beneficiarios del Bono Familia, Canasta Familiar, Bono Universal;  y el crédito de 450 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) – el MAS desea pagar los bonos con dicho financiamiento- están destinados a paliar las diferenciales de la renta dignidad hasta fin de año, la Canasta Familiar y cubrir costos del consumo básico de electricidad de hasta 120 bolivianos. 

El viceministro considera que la oferta de Bs 1.000 tiene un fin político y el MAS actúa con visos electorales al mando de su candidato presidenciable, Luis Arce.

"No puede ser que la promesa de un candidato afecte a 11 millones de bolivianos. Sino tiene forma de hacerlo no lo prometa. Creemos que es una falta de responsabilidad, necesitamos que de alguna manera ahora, desde el punto de vista técnico, no político ni electoral, sean capaces de decir con qué vamos a tener que pagar esto. Estamos a la espera de esa respuesta", declaró a Bolivia Tv.

Anunció que el Gobierno presentará en los próximos días un recurso abstracto de inconstitucionalidad contra la Ley del Bono de Bs1000, y  otra denuncia contra la presidenta del Senado, Eva Copa, por el supuesto delito de malversación de fondos, porque los firmantes de esa ley están obligando a utilizar dineros que no son para pagar ese bono y están paralizando la atención de otras necesidades para los que fueron contratados.

HHM//