Image (Foto Archivo: BTV)

El ministro de Justicia, Iván Lima, respecto al recorte presupuestario para el Órgano Judicial, indicó que la medida se debe a la crisis económica por la que atraviesa el país y que ese poder del Estado deberá manejar sus recursos con mayor eficiencia y creatividad, además de transparentar sus gastos. 

“La Ley Financial y el presupuesto ya están aprobados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, es decir que el techo presupuestario y las disposiciones están en una ley”, señaló la autoridad.

Son varios sectores que se han visto afectados por recortes presupuestarios a raíz de la crisis económica. Para el Poder Judicial la reducción es de Bs 174 millones, lo que significa un presupuesto actual de un poco más de 900 millones de bolivianos. 

Al respecto el titular de Justicia recomendó analizar la disminución de la burocracia administrativa y proceder a un manejo más eficiente de los recursos. 

“Hay que ser más eficientes, no es posible que pensemos siquiera en reducir un solo ítem de jueces, es parte de la independencia judicial, pero la parte de la estructura administrativa burocrática, vamos a tener que ajustar, ser más eficientes para generar recursos que permitan dar un servicio de calidad al ciudadano”, sostuvo Lima.

La autoridad observó que no se cuente con información transparente respecto a lo que se hace con los recursos destinados al Órgano Judicial y anunció que cuando se conozca la información se podría replantear dicho presupuesto. 

“Cuando se aclaren todas esas situaciones, se diga cómo se están designando esos abogados asistentes, qué hacen, cómo se está utilizando los recursos del Órgano Judicial para el bien de la justicia, creo que se puede discutir sobre un incremento o mantenimiento del presupuesto. En tanto no quede clara las finanzas del Órgano Judicial, no se puede plantear cambios”, indicó.

El titular de Justicia puso como ejemplo la situación al interior de la Dirección del Notariado y de Derechos Reales (DDRR), donde por motivos burocráticos se han visto reducidos los ingresos del Órgano Judicial y del Ministerio de Justicia.

Señaló que en el caso del Notariado se redujeron las recaudaciones de Bs 60 millones al año a menos de 22 millones, “por esta pesada burocracia que se construyó alrededor del Dirnoplu (Dirección Del Notariado Plurinacional)”, acotó. 

En el caso de DDRR, en 2020 la entidad no cumplió con las metas de recaudación y de acuerdo al Ministro, se trata de un sistema anquilosado que debe ser reestructurado. 

Lima también anunció la intención de reactivar los juzgados de extinción de dominio para la monetización de bienes decomisados al narcotráfico y otras actividades delictivas por parte de la Dirección de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi); recursos con los que se podría dar sostenimiento al presupuesto del Órgano Judicial.

LM// MJ//